Indice cadistas1910.com
Jugadores Entrenadores Presidentes Historial Enfrentamientos Rivales Rankings



Ayúdanos a sufragar los gastos de mantenimiento de este sitio web
 
Logo oficial Centenario Cádiz CF SAD
 
ÚLTIMO COMENTARIO:
Foto_jug
Martínez
06/04/2017 - Manuel Enric Garcia escribió:
Es Manuel Martínez Menéndez http://www.bdfutbol.com/es/j/j10739.html
 

Síguenos en twitter

 

  Secciones
· Inicio
· Contacta con 1910
· Episodios Cadistas
· Biografías Jugadores
· Jugadores Cadistas
· Biografías Entrenadores
· Entrenadores
· Presidentes
· Historial Cádiz CF
· Duelos equipos rivales
· Ranking cadista
· Personaje Histórico
  del Cadismo

· Desplazamientos
· cdts1910 en YouTube
· Bibliografía - Política información
· Agradecimientos

  Efemérides
Tal día como hoy...

1923
El Español de Cádiz recibe al Sevilla en su primer partido oficial en el...


Ver Efemérides


  Escríbenos



Pincha el icono para conctactar con nosotros




Dertycia



Desde luego, sus hechuras no parecían, a priori, las de un gran futbolista, pero Oscar Dertycia guardaba, tras esa calva imponente que le predecía, aparte de una persona con un gran corazón, un delantero oportunista y de calidad, con un buen disparo y que se movía a las mil maravillas entre los defensas, parecía estar siempre libre de marca.
Jugó sólo media temporada en el Cádiz, pero es que no fue cualquier año, fue la campaña 90-91, la más loca, sin duda, de la historia cadista, y sus goles fueron absolutamente fundamentales para seguir disfrutando de la máxima categoría un año más






EQ. TEMP. EQUIPO CAT PJ G
escudo1

1982

Instituto Córdoba (ARG)

1ªDIV.

  -  

  -  

escudo2

1983

Instituto Córdoba (ARG)

1ªDIV.

  18  

  7  

escudo3

1984

Instituto Córdoba (ARG)

1ªDIV.

  42  

  17  

escudo4

1985

Instituto Córdoba (ARG)

1ªDIV.

  34  

  17  

escudo5

1986

Instituto Córdoba (ARG)

1ªDIV.

  36  

  10  

escudo6

1987

Instituto Córdoba (ARG)

1ªDIV.

  27  

  16  

escudo7

1988

Instituto Córdoba (ARG)

1ªDIV.

  28  

  15  

escudo8

1988

Argentinos Juniors (ARG)

1ªDIV.

  33  

  20  

escudo9

1989

Argentinos Juniors (ARG)

1ªDIV.

  -  

  -  

escudo10

1989-1990

Fiorentina (ITA)

1ªDIV.

  19  

  5  

escudo11

1990-1991

Cádiz

1ªDIV.

  23  

  6  

escudo12

1991-1992

Tenerife

1ªDIV.

  31  

  7  

escudo13

1992-1993

Tenerife

1ªDIV.

  29  

  9  

escudo14

1993-1994

Tenerife

1ªDIV.

  31  

  11  

escudo15

1994-1995

Albacete

1ªDIV.

  22  

  6  

escudo16

Ap 1995

Belgrano Córdoba (ARG)

1ªDIV.

  0  

  0  

escudo17

Cl 1996

Talleres Córdoba (ARG)

2ªDIV.

  40  

  19  

escudo18

1997

Instituto Córdoba (ARG)

3ªDIV.

  27  

  10  

escudo19

1998

Temuco (CHL)

1ªDIV.

  10  

  1  

escudo20

2000-2001

General Paz Juniors (ARG)

3ªDIV.

  25  

  6  

escudo21

2001

Coopsol Trujillo (PER)

1ªDIV.

  7  

  7  

escudo22

2002

Coopsol Trujillo (PER)

1ªDIV.

  37  

  17  



Oscar Alberto Dertycia Álvarez nace en Córdoba (Argentina), el 3 de marzo de 1965. Desde su más tierna infancia, como casi todos los niños de su país, se pasa las horas en la calle persiguiendo un balón. Seguramente soñando (al igual que todos los niños de Córdoba de la época) en parecerse a su ídolo de juventud, Mario Kempes, que también dio sus primeros pasos allí, pronto empieza a destacar, y llama la atención del Instituto Córdoba, del que es hincha declarado.

Debuta con la tierna edad de 17 años, en 1982, para dejar uno de los registros goleadores más importantes en la historia del club blanquirrojo. Nada menos que 89 goles en 195 partidos, una auténtica locura. El día más grande de Dertycia en dicho equipo tiene lugar el 8 de marzo de 1987, día en que hace un hat-trick a River, para que su equipo gane por 4-1. Esto le cuesta, al que sería luego su entrenador, Bambino Veira, que su club deje de pelear por el campeonato. Instituto quedaba aún con vida, aunque terminaría sexto clasificado.

En ese periodo, habría incluso de debutar con la selección nacional de su país. Ya había jugado antes el mundial con la sub21, pero en agosto de 1984, Bilardo lo convoca para un tour europeo. Debuta el 1 de septiembre, en Berna, frente a Suiza, a la que además, le hace un gol.

 

Concentración en Suiza con Argentina
(con su amigo Islas a caballo)
Como jugador de la Fiorentina
(junto a Dunga)

 

Ya en 1987, y habiendo sido internacional absoluto en algunas ocasiones más, el Sabadell, que milita en Primera, se interesó por él, como podemos ver en esta página publicada en El Mundo Deportivo, a finales de aquel años:

Por cierto, que el comodoro Angel Gutiérrez, presidente del Instituto de Córdoba, con quien tuvo ocasión de hablar ayer nuestro periódico, comentó que “difícilmente podemos vender a Dertycia al extranjero. Tenemos ofertas del Argentinos Juniors y del River Plate por él, que rondan el millón de dólares, además de graves problemas en la clasificación. ¿El Sabadell? La verdad es que nadie de ese club ha hablado conmigo”.

En esta tesitura, es finalmente el club de Argentinos Juniors el que le contrata. El delantero no se lo piensa, mudándose a la capital de Buenos Aires. Allí habría de proclamarse, en su primera temporada, pichichi del campeonato argentino, junto con Néstor Gorosito (conocido en España por dirigir al Xerez en Primera en la campaña 2009-2010, al que casi lo salva de la quema), ambos con 20 dianas a su favor. Comenzó estableciendo un record espectacular, con nueve goles en los tres primeros partidos, demostrando así que su fichaje no había sido una apuesta arriesgada.

 

El "Cocayo" le hace tres goles a River con Instituto

 

EL SALTO A EUROPA

El huracán Dertycia ya se ha desatado por completo, y algunos ojeadores europeos empiezan a interesarse por él. Genoa y Fiorentina le echan las redes, siendo estos últimos los que formalizan su fichaje en el verano de 1989. Los transalpinos desembolsan 3400 millones de liras italianas (270 millones de pesetas), y el jugador firma un contrato por tres años, a razón de 300 millones de lira cada uno. Los periódicos italianos describen al nuevo delantero como casi un boxeador, 1.83 de estatura, pura fuerza y garra. Tanto es así, que luego, con el paso de los años, se dice que Dertycia abrió el camino para que triunfara, poco después, en la misma escuadra, el también argentino Batistuta, de similares condiciones físicas.

Los comienzos del todavía melenudo jugador son muy buenos en el club toscano, en el que coincidiría con dos jovencísimos y todavía desconocidos jugadores, que habrían de sonar muchísimo en el futuro: Dunga y  Roberto Baggio, con los que habría de formar una rentable, aunque de corta duración, sociedad. Debuta, en liga, el 19 de noviembre de 1989, frente al Ascoli, marcando uno de los goles del 5-1 final. Antes ya disputaría partidos de la Copa UEFA esa misma temporada. De hecho, con esta competición haría su primera aparición en España, ya que los viola se midieron en la primera ronda al Atl. Madrid, y Dertycia fue titular en los dos choques que habrían dejar en la cuenta al conjunto colchonero en septiembre de ese mismo año.

 

Junto a otro grande, Mágico Marcando el tercero al Barcelona

 

Pero el infortunio se cruza en su camino, pocas semanas después. El 24 de enero de 1990, en el campo del Perugia, donde se decide quién pasará a la siguiente ronda de copa, en el enfrentamiento que sostienen Nápoles y la propia Fiorentina. Dertycia sufre un encontronazo con nada menos que Maradona (también tiene tela lesionarse al chocar contra la mayor leyenda futbolística de tu país), y tiene que ser sustituido. En principio no parece grave, pero las pruebas al día siguiente, no dejan lugar a dudas: el argentino sufre rotura de ligamentos en su rodilla derecha. La temporada ha terminado para él. El único consuelo que le quedó fue que el astro argentino, apenado por la lesión del delantero, fue incluso a visitarlo poco después de su operación, en su coche particular, provocando su enésima bronca con la directiva napolitana.

Ahí le sobreviene, ante la depresión y la impotencia por no poder jugar, la crisis nerviosa que habría que darle el aspecto físico por el que fue tan conocido en España, y que le dejaría absolutamente calvo. Dertycia, totalmente compungido, en un intento por compensar a su club, decide romper su contrato con la entidad morada, para que pueda fichar por la misma el rumano Lacatus, y cubrir así la plaza de goleador que ha quedado libre. Ya sólo jugaría un único partido más con la Fiore, un amistoso el 1 de noviembre de 1990, contra el Sestese, en el que el público le regaló una sonora ovación.

 

Vídeo exclusivo cadistas1910: casi todos sus goles con el Cádiz

 

LA RESPONSABILIDAD DE SER EL SUCESOR DE MÁGICO

Dertycia ya se siente recuperado, y quiere volver a jugar. Se entrena en solitario en la Fiore (que no he la cursado ficha, al ser el cuarto foráneo del plantel), hasta que por fin, le llega la oportunidad de fichar por el Cádiz, al que por aquel entonces entrena Héctor Veira (poco después sería cesado). El intermediario Fernando Torcal lo ofrece a la entidad amarilla, y Hugo Vaca y Manuel Irigoyen valoran, tras muchas deliberaciones, hacerse con el jugador, o al menos, negociar por él. El presidente y el todavía entrenador amarillo se desplazan a Florencia, donde consiguen, tras duras negociaciones (como eran siempre con el inolvidable presidente), que el cuadro viola rescinda completamente el contrato del jugador, que, en contra de lo que se cree, no vino cedido sino con la carta de libertad (la misma con la que saldría de Carranza sin dejar un duro en las arcas por su traspaso), firmando sólo por seis meses. El jugador vino a Cádiz perdiendo mucho dinero, pero, en palabras del propio Hugo Vaca, "se tenía mucha fe y sabía que iba a triunfar".

El cupo de foráneos ya está completo en la plantilla amarilla, y el sacrificado es nada menos que un Mágico González que, por mucho que aquella campaña ya apenas estuviera participando, seguía siendo un semidios. Jugar con su ficha podría ser un peso demasiado duro en los hombros de cualqueira, sabiendo que tiene muchas probabilidades de ser examinado más de cerca que nadie por un público que adora con fervor a su ídolo ahora caído.

El 28 de diciembre de 1990 es por fin presentado a los medios (han pasado casi dos semanas desde el anuncio de su fichaje, y algunos ya temían la “espantá”), ante los que el punta declara que “el fútbol lo es todo para mi, si vuelvo a triunfar, se lo deberé todo al Cádiz”. En ese momento, Dertycia ha sido ya 10 veces internacional con la albiceleste.

 

En el Tenerife, en UEFA
contra el Milán
En 1998, de regreso a casa
a Instituto Córdoba

 

Enseguida, la afición cadista, única en el mundo para estas cosas, lo bautiza como Mister Proper, apodo que le “persigue” todavía hoy. A pesar de su aspecto poco hecho, algo desgarbado, Dertycia se muestra enseguida como un futbolista potente, y no exento de calidad, si bien no es, ni mucho menos, un estilista del balón. Un 9 clásico, que va de forma magistral de cabeza, y que tiene una arrancada sensacional. Oportuno siempre, sabe buscar con facilidad el espacio.

La participación de Dertycia en la media temporada que juega en el Cádiz es absolutamente crucial. Un único dato puede bastar: en sólo media temporada, se proclamó segundo máximo goleador del equipo, con seis dianas, a las que habría que añadir los dos tantos marcados en San Mamés en Copa, y que permitieron a los amarillos eliminar al entonces, rey de copas.

Debuta el 30 de diciembre de 1990 (apenas dos días después de su mencionada presentación, y eso que venía de estar varios meses sin jugar competición oficial), en Carranza frente al Castellón, en un día de muchísima niebla. Entró en el descanso, sustituyendo a Quevedo. Aquel día no pudo marcar, pero pronto empezaría a marcar goles. El primero lo hace el 13 de enero de 1991, en el coliseo gaditano, que recibía aquella tarde al RCD Mallorca. Su solitario gol, en posible fuera de juego, valieron dos importantes puntos (todos lo eran a esas alturas aquel año, como casi siempre en Primera).

El Bambino confía plenamente en su compatriota, y para cuando llega Ramón Blanco, el concurso de Dertycia es indispensable para pensar en la salvación. Va anotando dianas con cuentagotas (ser delantero en el Cádiz en la máxima categoría no te permitía gozar de muchas ocaisones), pero que van dejando un reguero de puntos importantísimos. Además del citado partido en Bilbao en el torneo del KO, los grandes días de Dertycia en el Cádiz son dos: aquel inolvidable 4-0 frente al Barcelona, en el que el argentino, en una arrancada en la que parte casi de su campo, hace el tercero, todavía en la primera parte, que sentenciaba un partido histórico; pero sobre todo, en la última jornada de liga, en la que los amarillos reciben al Zaragoza. La historia es de sobra conocida por todos: el Cádiz, en el minuto 70, pierde 0-1 y está descendido, pero pronto habría de salir Kiko para revolucionar el partido. A nueve minutos del final le hacen penalti, y el encargado de asumir la responsabildad es Dertycia. El momento no puede ser más tenso: si marca, habrá aún hueco para la esperanza; si falla, el golpe moral será demasiado, y el descenso se consumará. Seguro que muy pocos cadistas son incapaces ahora de evocar el lanzamiento impecable del argentino, y la carrera que se pegó, balón en mano, para sacar enseguida de centro y terminar de culminar el milagro, que, como es sabido, terminaría con la salvación de los amarillos en una agónica tanda de penalties frente al Málaga.

 

Haciendo historia en la liga con el Tenerife

 

JUGADOR HISTÓRICO EN LAS LIGAS DE LOS AÑOS 90


Todavía no ha concluido la famosa promoción, y el nombre de Dertycia ya empieza a sonar en el zoco de traspasos veraniegos. Tenerife y Osasuna demuestran enseguida interés en hacerse por sus servicios, y en la Tacita, su marcha ya se da por hecho. La tesorería gaditana no da para retener a un talento así. Los canarios, que, entrenador por el Indio Solari, están formando una colonia argentina (además del propio Dertycia, los otros dos extranjeros del plantel blanquiazul serían Fernando Redondo y Pizzi) enseguida toman la delantera, apostando fuerte por el jugador, que finalmente se compromete con los tinerfeñistas, antes incluso de final de junio. “Por respesto al Cádiz”, el contrato no se firma hasta julio, aunque el acuerdo ya no tiene marcha atrás (de hecho, fue presentado a los medios el 23 de junio).

Desde luego, Dertycia fue fundamental en el Cádiz, pero si hay un equipo al que esté asociado el calvo en la memoria del aficionado español, ese es al Tenerife (o al Real Madrid, según se mire). Su rendimiento con la entidad de Irigoyen le vale para firmar por el cuadro blanquiazul, en el que comenzaría su andadura en la campaña 91-92.

Muy pocos aficionados al fútbol habrán olvidado el protagonismo que tuvo en aquellas dos ligas que los blancos perdieron en la última jornada, teniéndola ganada, en el Heliodoro Rodríguez López. O para ser exactos, en la 92-93 (en la anterior también formaba parte de la plantilla, pero no jugó aquel último partido). El argentino abría la cuenta para el CD Tenerife, echando más sal aún a la herida que traía el Real Madrid de la temporada anterior, para volver a perder otra liga en las Islas Afortunadas. Además, a diferencia del año anterior, el club tinerfeño se jugaba mucho en aquel partido: ese gol permitió, junto al segundo marcado por Chano, meter, por primera vez en su historia, a los blanquiazules en competición europea, un éxito sin precedentes.

 

En Talleres Córdoba En Temuco (Chile)

 

Pero Dertycia no le dio al Tenerife sólo aquel gol. En tres campañas en las que estuvo allí, marcó casi 30 goles, un registro más que aceptable, sobre todo si tenemos en cuenta que nunca terminó de ser del agrado de los técnicos que pasaron por el banquillo blanquiazul, especialmente Jorge Valdano, que aún así, tuvo que “aceptarlo” y terminó, como hemos dicho, alineándolo de titular en aquel decisivo partido frente a los merengues. A pesar de eso, el hoy manager del Real Madrid, intentó “cargárselo” para la campaña 93-94, pero no se llegó a un acuerdo para la rescisión de su contrato. El delantero empezó como el último jugador de la plantilla, pero sin abrir la boca y con trabajo y tesón, terminaría siendo el máximo goleador de los blanquiazules, con 11 dianas (a pesar de disputar sólo 1888 minutos, muchos menos que otros compañeros).

Más allá de los números, cualquier aficionado chicharrero de la época evocará a Mister Proper como un jugador de pura casta, luchador incansable, que sudó la camiseta en todos y cada uno de los partidos que disputó, y que además se ganó la simpatía de la afición.

En el verano del 94, esta vez sí, le toca hacer las maletas, y dejar Tenerife. Por momentos parece que David Vidal se lo va a llevar al Rayo Vallecano, aunque finalmente es el Queso Mecánico de Albacete el que se hace con sus servicios. El 30 de mayo de dicho año, Dertycia convoca una rueda de prensa en el Heliodoro, para despedirse del club y oficializar su acuerdo con el Alba, y con lágrimas en los ojos, afirma que “tras tres años aquí, hoy es el día más triste de mi vida deportiva. Esperé la propuesta del club para renovar, pero no llegó”.

En La Mancha sin embargo no tuvo mucha suerte. Benito Floro apenas lo consideró, y sólo le permitió jugar 1300 minutos. Aún así, hizo seis goles, quedando como segundo máximo realizador blanco, sólo superado por otro cadista de gran recuerdo, como fue el uruguayo Zalazar.

 

Marcando un golazo con el Tenerife en San Mamés

 

DE VUELTA A SU PAÍS

Tras su breve paso por el Carlos Belmonte, Dertycia está, no sólo decidido a continuar su carrera, sino además, a hacerlo en España. El Compostela se planteó contratarle, pero finalmente desestimó su fichaje. El teléfono no sonaba, así que el argentino terminó asumiendo la realidad, y toma un avión que lo devuelve a su país. No obstante, y pese a haber cumplido ya los 30, el calvo no ha dicho, ni mucho menos, su última palabra.

El jugador decide regresar a su Córdoba natal, y allí ficha primero por Belgrano y luego por Talleres, lo que le cuesta serios problemas con los hinchas de Instituto, su club de origen, que no entienden que ahora juegue para el equipo rival de la ciudad. No sabemos si tuvo algo que ver, pero lo cierto es que al año siguiente, Dertycia retorna a la que fue su casa durante tantos años. Por el camino, sigue dejando muchísimos goles: 19 en Talleres (con el que se proclama pichichi de la Segunda argentina, y a punto está de ascender)  y 10 en Instituto (en Belgrano no jugó un solo partido).

En este periodo, estuvo cerca de producirse su vuelta a España, ya que el Toledo se interesó por él, aunque finalmente deshechó la idea.

Su intención es retirarse allí donde todo empezó, pero cuando está a punto de colgar las botas, el humilde equipo chileno de Temuco llama a su puerta, y Dertycia vuelve a calzarse las botas. Lamentablemente, la aventura en el país vecino le sale rana, y el Pelado vuelve a Argentina para, esta vez sí (eso parecía) retirarse. Pasa dos años inactivo, pero en el 2000 le vuelve a picar el gusanillo, y se enrola en el General Paz Juniors, cuarto equipo de cinco de Córdoba en el que militara. Eso le vale para ponerlo de nuevo en órbita, y es ahora el Coopsol de Trujillo, de la primera división peruana, el que se interesa por él. Con 37 años a sus espaldas, y haciendo como jugador-entrenador, Dertycia firma allí, en su última temporada, la friolera de 17 dianas en la segunda de las campañas que pasaría en el país andino.

Todavía en 2009 hubo algún rumor de que Dertycia regresaba al fútbol en activo, y se armó revuelo en Córdoba, pero la cosa no pasó de un malentendido. El Cocayo, como lo conocen en su ciudad, ya había dado todo lo que se le podía dar al fútbol sobre el verde, y “era hora de dar chance a los más jóvenes”.

EL DERTYCIA ENTRENADOR Y SOLIDARIO

Dertycia es un enamorado del fútbol, y aunque sabe que la ha llegado la hora de colgar las botas, todavía se puede seguir vinculado al balompié, ahora como entrenador. Su primera experiencia fue, como hemos dicho, en el equipo peruano de Trujillo, en el que se retirarías. Además, también dirigió, entre otros, a General Paz Juniors  en 2005.
Incluso se ofreció al Cádiz como ayudante de Espárrago, cuando las cosas en Primera no iban bien. Lamentablemente, no se aceptó su oferta: habría sido un verdadero éxtasis tener de nuevo a Dertycia en Carranza, aunque fuera en el banquillo, libreta en mano.

Lo de solidario va porque Dertycia, como hemos dicho antes, demostró en muchas ocasiones la bondad de su persona, que le granjeó la amistad de todos los sitios por los que pasó, y no es un decir.
En su ciudad natal, el exjugador fundó la Fundación Córdoba Fútbol, que se ocupa de dar techo a indigentes, mientras los enseña a jugar al fútbol como forma de vida sana y en equipo. Como muestra, este botón de agosto de 2010, en el que como podemos ver, Dertycia sigue muy implicado en esta actividad. Es la guinda a un sensacional jugador y enorme persona, que por su carisma, su simpatía, su espíritu de superación, su entrega total sobre el campo y muchas otras cualidades, siempre será recordado en Carranza.

 

 

 

Entrevista en directo para TODOFUTBOL
sobre partido Cádiz-Tenerife

 




COMENTARIOS

Si detecta algún error o puede aportar algún dato o foto no presente en esta ficha, o simplemente quiere hacer una observación sobre la misma, deje aquí su comentario

Consigamos entre todos mejorar esta base de datos, para el disfrute de todo el cadismo.

Por favor, muestre el respeto que le gustaría que le mostraran a usted.





Escriba su comentario:


Nombre:   
Email (no se mostrará):  
Comentario:  


Escriba en el cuadro de texto
el texto de la imagen




Escriba el nombre o apodo
del astro salvadoreño
que jugó en el Cádiz
en los años 80
(1 palabra, no tilde, minúscula)











   VOLVER ATRÁS












  Creación ficha:  07/09/2010
  Última actualización:  07/09/2010
  Visitas:  5473








DISCLAIMER

A pesar de haber consultado fuentes fidedignas, cadistas1910.com no se responsabiliza de la corrección de los datos aquí publicados. Igualmente, cadistas1910.com declina cualquier responsabilidad en los comentarios que hagan aquí sus usuarios



La información que está leyendo en este momento ha costado un importante esfuerzo en tiempo y dinero, y usted puede leerla aquí gratis y de forma sencilla. Haga uso de ella, pero por favor, cítenos siempre como fuente.
Copie la URL de esta ficha para que haga referencia a ella:

http://cadistas1910.awardspace.com/articulo.php?pid=129



Contribuya a que el cadismo conozca mejor su historia: si observa algún dato erróneo o puede aportar algún dato o fotografía no presente en esta ficha, por favor, póngase en contacto con nosotros en cadistas1910@gmail.com o inserte un comentario en esta misma ficha para que procedamos a su actualización.

Mantengamos entre todos esta base de datos para beneficio del cadismo




Creative Commons License
Web Cadistas 1910 - Historia del Cadiz CF by Peña Cadista 1910 is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License. (pinchar logo para mayor información)
Based on a work at www.cadistas1910.com.