Indice cadistas1910.com
Jugadores Entrenadores Presidentes Historial Enfrentamientos Rivales Rankings



Ayúdanos a sufragar los gastos de mantenimiento de este sitio web
 
Logo oficial Centenario Cádiz CF SAD
 
ÚLTIMO COMENTARIO:
Foto_jug
Pedrito
11/10/2017 - Antonio González escribió:
A Pedrito en el Real Jaén se le conoció como Pedro, y en la temporada 61/62 no jugó ningún partido oficial.
 

Síguenos en twitter

 

  Secciones
· Inicio
· Contacta con 1910
· Episodios Cadistas
· Biografías Jugadores
· Jugadores Cadistas
· Biografías Entrenadores
· Entrenadores
· Presidentes
· Historial Cádiz CF
· Duelos equipos rivales
· Ranking cadista
· Personaje Histórico
  del Cadismo

· Desplazamientos
· cdts1910 en YouTube
· Bibliografía - Política información
· Agradecimientos

  Efemérides
Tal día como hoy...

1936
El Cádiz recibe en Mirandilla, en partido amistoso, a la Selección de...


Ver Efemérides


  Escríbenos



Pincha el icono para conctactar con nosotros




Szendrei



Para Jozsef Szendrei fue fácil conquistar al público de Carranza. Además de su calidad como portero (muy pocos jugadores con pasado mundialista o en competiciones europeas han vestido nuestra camiseta), indiscutible y que salvó muchos partidos para el Cádiz, alcanzando su punto álgido en aquella promoción de infarto contra el Málaga, se une su gran sentido del humor, con el que pronto se metió a la grada de Carranza en el bolsillo. Sólo en Cádiz un gigante portero húngaro que empezó su carrera en equipos militares comunistas que decidían donde debía jugar, terminaría siendo conocido como Pepe y cantando coplas de carnaval. Nos comunicamos con su casa en Hungría, y nos contó todo esto

 

 

EQ. TEMP. EQUIPO CAT PJ G
72-73 SZOLNOK 2ªDIV.    
73-74 SZOLNOK 2ªDIV.    
74-75 STEIMEZ SE      
  KOSSUTH KFSE 2ªDIV.    
75-76 KOSSUTH KFSE 2ªDIV.    
76-77 SZOLNOK 2ªDIV.    
77-78 SZOLNOK 2ªDIV.    
78-79 SZOLNOK 2ªDIV.    
79-80 SZOLNOK 2ªDIV.    
80-81 NYIREGYHAZA 1ªDIV.    
81-82 UJPEST FC 1ªDIV. 16 0
82-83 UJPEST FC 1ªDIV. 21 0
83-84 UJPEST FC 1ªDIV. 30 0
84-85 UJPEST FC 1ªDIV. 29 0
85-86 UJPEST FC 1ªDIV. 29 0
86-87 UJPEST FC 1ªDIV. 30 0
87-88 MÁLAGA 2ªDIV. 37 0
88-89 CÁDIZ 1ªDIV. 9 0
89-90 CÁDIZ 1ªDIV. 16 0
90-91 CÁDIZ 1ªDIV. 17 0
91-92 CÁDIZ 1ªDIV. 37 0
 

Szendrei nace en la pequeña ciudad húngara de Karcas el 25 de abril de 1954. A diferencia de otros futbolistas profesionales, siendo niño el fútbol le gustaba, sí, pero no era para él más que un hobby con el que pasar el rato. Nunca se planteó que algún día pudiera vivir de ello, y por eso su relación con el balón se limitaba a los partidos que con sus amigos, pudiera jugar en el colegio o en la calle.

Esto cambió un buen día en el que con 16 años, en la ciudad de Szolnok, el entrenador del equipo juvenil de la ciudad (Szolnok MTE), que andaba por los colegios e institutos buscando nuevos talentos, le invitara a entrenar con él. Szendrei aceptó el ofrecimiento, y comenzó a jugar, aunque, seguramente para sorpresa de los muchos que lean esta biografía, entonces lo hacía como lateral izquierdo, y no como portero, como cualquier aficionado cadista podría suponer.

Sin embargo eso no duraría mucho. Al poco tiempo de llegar, se produjo un relevo en el banquillo del equipo juvenil al que pertenecía Szendrei. El nuevo entrenador enrocó a dos de sus piezas para obtener mejor rendimiento de ellas. Al que hasta entonces era portero lo puso como delantero, y Szendrei, que ya entonces era mucho más alto y de mayor envergadura que sus compañeros, pasó a situarse bajo los tres palos. Una decisión que marcó sin duda la vida de Szendrei para siempre.

Nuestro protagonista, con su alegría habitual, aceptó el cambio, y pronto empezó a demostrar que su entrenador había tenido muy buen ojo al ponerlo ahí. Una única temporada (70-71) en el equipo juvenil fue suficiente para que Szendrei fuera promocionado al filial. La siguiente temporada le fue también rodada. Se convirtió en el meta titular del equipo B, y cuando acabó la campaña 71-72, pasó ya al primer equipo, uno de los punteros de la segunda división magiar, que peleaba por ascender. En apenas dos años, Szendrei había pasado de jugar como futbolista de campo por diversión en el colegio, a ser el portero de un potente segunda división.

 

 

Porque a pesar de que en el primer equipo ya había dos porteros que estaban teóricamente por delante de él, la temporada de su debut (72-73) fue también la de su consagración. Desde el principio del año se hizo con la titularidad, que conservó toda la campaña. Su rendimiento fue excelente, y su equipo estuvo a punto de dar el salto a la Primera División. Su estancia en el club se extendió por dos temporadas, hasta el verano de 1974.

Szendrei tuvo entonces que incorporarse al servicio militar, y eso, en un país que todavía vivía el comunismo, eran palabras mayores. Tenía por delante dos años de trabajar para el ejército, al que pasaba ser parte de su “propiedad”. El estamento militar disponía de varios equipos, y Szendrei fue “traspasado” al Steimez SE, de regional. Que un joven portero pasara de rozar la primera división a pelear en duros campos de regional puede que hoy día, sea algo difícil de entender e imaginar, pero debemos situarnos en el contexto de la época y el lugar: Szendrei vivía en un país comunista, con todo lo que eso significaba. Los jugadores no eran profesionales y carecían de contratos, y tampoco se realizaban traspasos como tal. Prácticamente todo el país percibía el mismo sueldo, y los deportistas estaban exentos de trabajar. Esa era su contribución al país, y por ello, podían dedicarse a él con más energía y tiempo. La contrapartida era que el régimen marcaba en muchas ocasiones sus destinos, como fue el caso de Szendrei.

Así pues, nuestro portero tuvo que marcharse, en el verano de 1974, a 300 kilómetros de su casa y de su equipo, para jugar en una liga menor, pero al menos, se le permitía salir a entrenar y disputar los partidos de liga, y por ello, no perdió continuidad en su juego.

Llegado el descanso invernal (como en Rusia, en Hungría la competición para durante el duro invierno), un equipo de Primera, el Pecs, se fija en él, y solicita su fichaje. Szendrei se traslada a esa ciudad a continuar su instrucción militar, y a entrenar con el equipo. Cuando éste le cursa la ficha de cara a la próxima temporada, se encuentra con que vuelven a cambiarle de destino. Ahora deberá marchar a Budapest, para incorporarse al equipo del Kossuth KFSE, donde el entrenador, Budai, mítico jugador de la Hungría de Puskas y Czibor, lo ha solicitado porque se había quedado sin arqueros.

Szendrei permanece en el equipo de la capital húngara por espacio de año y medio, todo 1975 y la mitad de 1976. Para el verano de dicho año, el jugador ha concluido su servicio militar, y queda libre también del equipo del Kossuth. Recibió entonces varias ofertas (que como se ha dicho, en un régimen comunista, eran simples invitaciones a jugar, lo económico no era un factor para decidir), pero Szendrei decidió regresar a su casa y al equipo de sus orígenes, a Szolnok y su MTE (que continuaba en Segunda División).

 

 

Allí permaneció las siguientes cuatro temporadas, desde la 76-77 a la 79-80, en las que siempre fue el primer guardameta, y en las que su equipo se quedó siempre se movía cerca de los puestos de ascenso, pero nunca era capaz de rematar la faena y conseguir el sueño del salto al máximo nivel.

Tras cuatro temporadas, Szendrei decide que su etapa en su equipo ha finalizado, y se decide por fin a cambiar de aires, y explotar su calidad en la máxima división magiar. “Pepe” ficha así para la temporada 80-81 por el impronunciable equipo del Nyiregyhaza, recién ascendido a la primera división. Nuevamente, Szendrei fue indiscutible. Tanto fue así, que en su primer año entre los grandes, se coronó como el portero menos goleado de la categoría, lo que ayudó mucho a su equipo a conseguir un espectacular séptimo puesto, todo un éxito para el club.

Ahora sí, Szendrei está en la órbita del fútbol nacional húngaro, y lo inevitable no se hace esperar. Uno de los conjuntos más poderosos del país centroeuropeo, el Ujpest Dozsa (hoy llamado Ujpest FC), conocido allí como el equipo de la policía, (por motivos obvios), y que en la década de los 70, había arrasado en el campeonato magiar (ganando siete de las diez ligas disputadas, y llegando en la Copa de Europa de 1974 a semifinales, donde cayó frente al todopoderoso Bayern Munich, campeón a la postre), lo convence para que se incorpore al comienzo de la campaña 81-82. Sería el comienzo de una larguísima relación de nada menos que seis años, llena de grandes éxitos, tanto a nivel personal como colectivo. Fue el gran y definitivo salto en la carrera de Szendrei, que le permitió una proyección internacional hasta entonces negada.

Su equipo, en ese periodo (en el que siempre, salvo lesiones, fue titular), fue subcampeón de liga en dos ocasiones, y campeón de copa en tres: 82, 83 y 87, lo que le permitió disputar su primer torneo continental, la Recopa de Europa. En su primera participación, tuvieron el privilegio de jugar frente a todo un Real Madrid (que los eliminó) y un año después apearon del campeonato al Colonia (que entonces contaba con importantes jugadores), y  se quedaron a las puertas de entrar en la semifinal (el Aberdeen escocés, que defendía el título, les eliminó en la prórroga del partido de vuelta de cuartos).

 

Aberdeen 3 Ujpest Dozsa 0
(A pesar de los tres goles encajados
Szendrei hizo un gran partido)

 

En la temporada 85-86 alcanza su cénit como deportista, al ser llamado por la selección nacional de su país, con la que llega nada menos que a disputar el Mundial de Mexico de 1986. Tras un bochornoso 6-0 frente a la URSS en el que no jugó, disputó el segundo partido de su selección, frente a Canadá, en el que los magiares se impusieron por 2-0. Posteriormente cayeron contra Francia y quedaron eliminados.

Durante los seis largos años que estuvo en el Upjest, sus excelentes actuaciones no pasaron desapercibidas en el ámbito europeo, y Szendrei recibió varias ofertas de clubes de países como Bélgica o Austria, pero nunca le permitieron marcharse. Sin embargo, cuando menos lo esperaba y desde donde menos lo esperaba, le llegó la oportunidad de jugar en el extranjero en una liga de superior nivel.

En el verano de 1987, el mítico Ladislao Kubala ficha como técnico del entonces llamado CD Málaga. Comenzada ya la temporada, el equipo malacitano sufre una terrible desgracia: pierde a su portero titular (Jose Antonio Gallardo), que fallece días después de haberse golpeado la cabeza en un partido de liga contra el Celta, tras chocar contra Baltasar, jugador celeste. A pesar del terrible mazazo, los blanquiazules deben continuar y comienzan a buscar un sustituto del malogrado Gallardo.

Como suele ocurrir muchas veces, la desgracia de uno significó la gracia de otro, en este caso de Szendrei, aunque de la forma más rocambolesca que alguien pueda imaginar. Recibe entonces Kubala el ofrecimiento de un guardameta húngaro que juega en el equipo del MKT. El preparador malaguista viaja a su país para sondear dicha posibilidad. La casualidad o el destino quisieron que justo aquel día, el MKT jugara contra el Ujpest Dozsa, en el que Szendrei seguía siendo dueño y señor del área. Éste, por supuesto, no tenía conocimiento alguno de la visita de Kubala. El encuentro termina con empate a cero, gracias en parte a la fantástica actuación, una vez más, de Szendrei. Éste, que nada podía sospechar de lo que se le venía encima, se marcha a su casa, como cualquier otro domingo. Sin embargo aquella noche, recibió una llamada en su casa, en la que le citan en un hotel de Budapest. Allí se encuentra con Kubala, que quiere ficharle para el club malacitano, y que no quiere saber nada del portero al que había ido a ver en un primer momento. El jugador húngaro no se lo piensa. Viaja a la Costa del Sol para firmar su contrato cuando todavía no concluido la campaña con el Ujpest.

 

En el Málaga (87-88)
(Foto: Oliver Cabrera)
Alineación promoción
Cádiz-Málaga (90-91)

 

Finalizado ya el ejercicio liguero 86-87, Szendrei se incorpora a la disciplina de la entidad de La Rosaleda, donde se encuentra con un gran equipo entre los que destaca el desaparecido Juanito. Szendrei fue el portero de la temporada, que concluiría con el ascenso a Primera del club andaluz. Sin embargo, su ilusión de jugar en Primera en España se vio truncada en primera instancia. Szendrei, que había firmado por una única temporada en su llegada a Málaga, se marchó de vacaciones a su país con un acuerdo verbal con el vicepresidente malaguista para renovar. Sin embargo, el día antes de regresar a Málaga, recibe una llamada desde allí, para decirle a las claras que no vuelva por allí, ni tan siquiera a cobrar las cantidades que se le adeudaban, que ya se pondrían en contacto con él para enviarle el dinero a Hungría. Szendrei no estaba ni mucho menos conforme, y se plantó en Málaga, donde nadie le recibió. El motivo era que el nuevo inquilino del banquillo boquerón, Luis Costa, no quería que una de las dos plazas de extranjero la ocupara el portero, y no contaba con él. Su puesto sería ocupado por Pedro Jaro, que precisamente fichaba por los blanquiazules desde el Cádiz. Fue el representante de éste, el que hizo posible el “trueque” de arqueros, tras ofrecerle al húngaro a Irigoyen. El presidente cadista firmó al guardameta por cuatro temporadas.

El Cádiz fue el único en su carrera deportiva que se le resistió y en el que no triunfó casi nada más llegar. En su primer año primero Senekowitsch y luego David Vidal, no confiaron en él, y sólo cuando cayó lesionado Bermell, en el último tramo de liga, tuvo su oportunidad. La 89-90 parecía que sería la de su consagración, ya que fue el portero titular en las cuatro primeras jornadas. Sin embargo, cayó lesionado en un partidillo intersemanal, y se descartó. David Vidal entendió que el húngaro estaba fingiendo para no ponerse delante del Real Madrid, siguiente rival en el calendario amarillo. Szendrei se sonríe al recordar hoy aquella polémica: “precisamente es contra los equipos grandes contra los que no gusta jugar a los porteros, son los que te tiran mucho, ¿porqué querría yo quitarme de en medio?”. Szendrei entró a partir de entonces en el ostracismo, dando la alternativa de nuevo a Bermell, con el que mantenía una dura pugna por ser titular (posiblemente el Cádiz nunca tuvo dos porteros de tanto nivel al mismo tiempo en su plantilla). Por cierto que Szendrei niega hoy los rumores que apuntaban a que las relaciones entre ambos guardametas no eran buenas: “todo eso era morbo que creaba la prensa. Éramos compañeros, no grandes amigos es cierto, pero compañeros que se llevaban bien, no había nada de lo que se decía.”

 

Cádiz - Mallorca (90-91) Homenaje al mítico jugador
húngaro Törőcsik (2005)

 

Szendrei estuvo fuera exactamente una vuelta. Su último partido fue contra el Valencia, y contra el Valencia reapareció 19 partidos después, recuperada la confianza de su entrenador. De nuevo parecía que Szendrei se asentaba en el titular, pero de nuevo los acontecimientos cambiaron de rumbo. Irigoyen destituyó a Vidal a favor de Addison, y el inglés se decantó por Bermell nuevamente. Sin embargo, éste encajó muchos goles en cuatro partidos consecutivos, y el técnico británico volvió a cambiar de portero una vez más. Szendrei fue así el defensor de los tres palos en los cinco últimos partidos, incluyendo los cuatro 1-0 consecutivos que posibilitaron una permanencia en la que muy pocos creían ya.

Los vaivenes en el banquillo cadista seguían complicando la vida al meta húngaro. En la siguiente campaña, la 90-91, con Héctor Veira en el banquillo, comenzó siendo titular. Así fue hasta la séptima jornada, en la que fue expulsado, otra vez frente al Valencia. Bermell no desaprovechó la ocasión, y convenció al técnico para ser él quien continuara defendiendo los palos tras la sanción al húngaro. Veira no volvería a confiar en él hasta mediada la temporada, pero fue un pequeño oasis de tres partidos. Hasta que llegó la jornada 32, ya con Ramón Blanco ocupando la dirección técnica. Szendrei volvía a jugar contra el Sporting, y ya no dejaría su sitio hasta final de temporada, un final de infarto en el que Szendrei fue absolutamente determinante. Sus actuaciones fueron destacadas, pero desde luego el aficionado cadista recordará de por vida aquella agónica tanda de penalties en la promoción frente al Málaga. Las imágenes del húngaro pegando con sus tacos en la cepa del poste de la portería de Fondo Norte de Carranza, antes de comenzar toda la ceremonia posible para desconcentrar a su oponente, son ya imborrables de las rutinas de muchos aficionados amarillos. Szendrei detuvo dos penalties, que sumado al acierto de los lanzadores locales, dio una permanencia increíble que pocos días antes parecía un milagro imposible.

 

Promoción Cádiz - Málaga 90-91

 

Y por fin en la campaña 91-92 su titularidad, pese a que Bermell continuaba en las filas cadistas, no se discute. El magiar falta sólo a la foto inicial de un partido, cumpliendo sanción por una expulsión. Como el año anterior, coronó la temporada con una promoción que valía seguir una vez más entre los grandes.

Ese verano llegaba a su fin su contrato con el club, y tocó sentarse a hablar de una posible renovación. El futbolista pretendía obtener una mejora en sus emolumentos, tras cuatro años jugando en Primera, y sin embargo se encontró con una oferta a la baja de Irigoyen. La nueva ley que obligaba a transformar los clubes en Sociedades Anónimas Deportivas forzaba a enésimos recortes en los gastos en el Cádiz. Szendrei decidió no aceptar y poner así fin a una larguísima y fructífera carrera deportiva, tras la cual, regresó a su país natal, donde trabaja para Joma, la firma deportiva que lo patrocinaba entonces, y a la que representa hoy en Europa.

El Cádiz decía adiós a uno de los porteros con más calidad de los que había pasado por Carranza, dejando momentos inolvidables y una huella en la afición que todavía hoy lo recuerda con el mayor de los cariños. Por mucho tiempo.

Hoy Szendrei vive en Budapest junto con su familia, trabajando como delegado para toda la zona centroeuropea para la firma deportiva Joma, que era la que lo vestía en su época de jugador. Durante un tiempo, alrededor de 2002, trabajó para televisiones húngaras retransmitiendo partidos de la liga española. Su hijo Joszef también está destacando en el mundo deporte, aunque con diferente balón, el de baloncesto. Ha jugado en las ligas universitarias americanas, España, Francia,...

 


Special thanks to my friends in <a href=http://forum.ujpestfc.hu target=_new>Ujpest forum</a>, for their collaboration and material provided for this biography<br>
Y como siempre, a <b>Juan Sevilla</b>



COMENTARIOS

Si detecta algún error o puede aportar algún dato o foto no presente en esta ficha, o simplemente quiere hacer una observación sobre la misma, deje aquí su comentario

Consigamos entre todos mejorar esta base de datos, para el disfrute de todo el cadismo.

Por favor, muestre el respeto que le gustaría que le mostraran a usted.





Escriba su comentario:


Nombre:   
Email (no se mostrará):  
Comentario:  


Escriba en el cuadro de texto
el texto de la imagen




Escriba el nombre o apodo
del astro salvadoreño
que jugó en el Cádiz
en los años 80
(1 palabra, no tilde, minúscula)











   VOLVER ATRÁS












  Creación ficha:  16/01/2008
  Última actualización:  16/01/2008
  Visitas:  4978








DISCLAIMER

A pesar de haber consultado fuentes fidedignas, cadistas1910.com no se responsabiliza de la corrección de los datos aquí publicados. Igualmente, cadistas1910.com declina cualquier responsabilidad en los comentarios que hagan aquí sus usuarios



La información que está leyendo en este momento ha costado un importante esfuerzo en tiempo y dinero, y usted puede leerla aquí gratis y de forma sencilla. Haga uso de ella, pero por favor, cítenos siempre como fuente.
Copie la URL de esta ficha para que haga referencia a ella:

http://cadistas1910.awardspace.com/articulo.php?pid=72



Contribuya a que el cadismo conozca mejor su historia: si observa algún dato erróneo o puede aportar algún dato o fotografía no presente en esta ficha, por favor, póngase en contacto con nosotros en cadistas1910@gmail.com o inserte un comentario en esta misma ficha para que procedamos a su actualización.

Mantengamos entre todos esta base de datos para beneficio del cadismo




Creative Commons License
Web Cadistas 1910 - Historia del Cadiz CF by Peña Cadista 1910 is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License. (pinchar logo para mayor información)
Based on a work at www.cadistas1910.com.