JUGADORES ENTRENADORES PRESIDENTES HISTORIAL ENFRENTAMIENTOS RANKINGS

AQUÍ VIVE LA HISTORIA DEL CADIZ CF

foto_noticia

La mejor segunda parte del año para depender de nosotros

27 de mayo de 2019

Ficha en la web:
Granada - Cádiz (2018-2019)

Se sobrepuso el Cádiz a su lento inicio, a las lesiones, al error arbitral galopante en el gol del rival, y a la presión de la grada que se las prometía felices celebrando su ascenso a Primera. Lo hizo como siempre ayudado por su entrenador desde el banquillo, pero sobre todo poniendo un pundonor y coraje que mereció sin duda el empate conseguido a la postre. Y puede que más.

Los cadistas tuvieron un primer cuarto de hora fatídico. Dormidos contra un rival lógicamente muy enchufado (que dependía de sí mismo para certificar su ascenso), golpeados por la lesión de Edu Ramos cuando apenas se había sacado de centro, y viendo como el rival marcaba su primer tanto con la connivencia del árbitro, que concedía el gol pese a la clamorosa falta sobre Lekic cuando éste iba a sacar el cuero de la portería.

Poco a poco, con Alex manejando la manija de su equipo, con un Jairo absolutamente incombustible y con Fali mandando en la zaga (menos mal que llegó hace diez días y que estaba tocado), los amarillos se fueron comiendo a su rival, hasta hacerlos pequeños pese a todo el colorido de la grada y la fiesta que se prometía.

En la segunda parte, salvo una acción del local Ramos, solo existió el cuadro de Cervera, que otra vez tocó la tecla correcta con los cambios. Aketxe, que hoy empezó el banquillo, apenas había entrado cuando puso uno de sus mísiles, otra vez, de forma similar a como hizo contra el Tenerife hace dos años en el playoff, para hacer el empate que era más que merecido. 

Con ese botín, que da al Cádiz el lujo de depender de sí mismo para entrar en el playoff, firmó el equipo el resultado que se trae de Granada, para seguir otra semana sin perder, y aprobar con nota el durísimo mes de mayo tras jugar contra nazaríes, Osasuna, Málga y Deportivo. 

El domingo contra el Extremadura, hay que morder.

Foto: La Liga